Monumento a Jorge Juan

Monumento a Jorge JuanEn la parte central de la Plaza de España y rodeado por un pequeño jardín, encontramos el Monumento al insigne científico y marinero Jorge Juan y Santacilia, realizado en 1913 con motivo de la celebración del segundo aniversario de su nacimiento en Novelda.

El monumento consta de un pedestal asentado sobre un cuerpo de forma cuadrangular apoyado sobre una base escalonada, todo ello de piedra caliza. Realizado por el arquitecto Francisco López Pascual, sobre el que se ubica la estatua de bronce obra del escultor Vicente Bañuls.

El pedestal se encuentra ornamentado en la parte superior, con elementos florales y geométricos, en la parte central sobre un fino friso corrido, de rosetas, aparecen en relieve el escudo de Novelda y el de la familia Juan y Santacilia, en la cara anterior y posterior respectivamente. En las caras laterales, en sendas cartelas circulares, aparecen las fechas 1713 y 1913. Todo ello enmarcado por grupos de tres líneas paralelas en relieve.

En el cuerpo sobre el que asienta el pedestal, aparece en cada una de sus caras una cartela epigráfica. En la de delante leemos: “NOVELDA A JORGE JUAN”.  En la de la parte trasera “Jorge Juan y Santacilia. Nació el 5 de enero 1713 en el Fondonet de Novelda”. En la cara derecha “Noticia de América. Observaciones Astronómicas. Compendio de Navegación. Examen Marítimo”. En la cara izquierda “El Sabio Español. Murió en Madrid 21 Junio 1773”.

A los pies y delante del monumento que queda cerrado por una verja de hierro forjado, se han ido colocando, con motivo de la celebración de diversos aniversarios relacionados con  la figura y obras de Jorge Juan, un conjunto de placas con textos epigráficos. La última cartela colocada en conmemoración del tercer centenario de su nacimiento reza así: “La Ciudad de Novelda en Homenaje a Jorge Juan y Santacilia. Ilustre Marino y Científico Español en el Tercer Centenario de su Nacimiento. 5 de Enero 2013”. A la izquierda de esta placa se ubica otra que la que se puede leer “En memoria del jefe de escuadra D. Jorge Juan en el CCL Aniversario de su partida hacia las Américas para la medición del Grado Meridiano. El Excmo. Ayuntamiento de Novelda y la Asamblea Amistosa Literaria. Noviembre 1985”. Colocada a la derecha otra placa dice: “En conmemoración del 250 Aniversario del Regreso de Jorge Juan del Virreinato del Perú al término del trabajo de Medición del Meridiano Terrestre. XXXI-X-MCMXCV”.

BREVE RESEÑA BIOGRÁFICA DE JORGE JUAN SANTACILIA

Monumento a Jorge Juan2El 5 de enero de 1713 nacía en Novelda (paraje del Fondonet, finca de recreo familiar), Jorge Juan Santacilia, quien con el paso de los años llegaría a ser uno de los personajes científicos más importantes de la España ilustrada del siglo XVIII.

Hijo primogénito del matrimonio formado por Bernardo Juan y Canisia y Violante Santacilia y Soler, para los dos eran sus segundas nupcias. A los tres años, tras la muerte de su padre, acaecida en 1715, la familia traslada su residencia a Elche, comenzando a estudiar a los seis o siete años en el colegio de Jesuitas de Alicante, aunque pronto, su tío y tutor Cipriano Juan, caballero de la Orden de Malta, se lo lleva a Zaragoza para que continúe allí sus estudios. Siendo enviado a los 12 años a Malta como paje del Gran Mestre de la Orden de San Juan de Jerusalén.

En 1726 acoge el hábito como Caballero de justicia de la orden de Malta, recibiendo al poco tiempo la Encomienda de Aliaga, situada en la provincia de Teruel. No cabe duda que su estancia en la isla de Malta, donde había una importante Escuadra Naval, contribuyó a que nuestro personaje en 1729 solicitara su entrada en la Compañía de Guardias Marinas de Cádiz, donde entró un año más tarde.

Con 22 años es ascendido a Teniente de Navío junto con Antonio Ulloa, para poder participar en la Expedición Científica organizada por la Academia de Ciencias de París, para realizar la medición del Meridiano en el Virreinato de Perú. Trabajos que se desarrollaron durante once años. A su regreso es nombrado miembro de la Academia de Ciencias de Paris, mérito que también le otorga años más tarde, la Academia de Berlín. Siendo elegido miembro de la Royal Society de Londres en 1749.

A los seis años de su regreso en 1748 se publicaba su obra “Observaciones astronómicas, y phisicas hechas en los Reynos del Perú”,  tras vencer las dificultades expuestas por la Inquisición. Siendo una obra muy valorada por los ilustrados, literatos y científicos de España y de Europa.

Con el grado de capitán de navío es enviado a Londres por el marqués de la Ensenada, con la misión de espiar y observar in situ el sistema de construcción naval inglés. Su estancia en Londres no exenta de aventuras, fue todo un éxito. Tras su regreso a mediados de 1750 había conseguido que vinieran a España ingenieros y técnicos especialistas en la construcción naval. Iniciándose en el arsenal de Cartagena y El Ferrol la construcción de los nuevos navíos de la Armada Española. Siendo nombrado capitán de la Real Compañía de Guardias Marinas de Cádiz (1751), entrando a su servicio como secretario Miguel Sanz, quien permanecerá a su lado hasta su fallecimiento. En la ciudad gaditana, en 1753, fundó el Observatorio Astronómico y a pesar de la salida del gobierno de Ensenada (1754), Jorge Juan se mantuvo en los arsenales de Cartagena y Cádiz. Creando en esta última ciudad La Asamblea Amistosa Literaria (1755).

Muchos y diversos fueron los trabajos realizados por Jorge Juan por encargo de la Corona Española. Diseñando un sistema de explotación para las minas de mercurio de Almadén (Ciudad Real) a través de un sistema de ventilación. Realizando también un estudio para la llegada a Lorca y Totana de aguas desde la sierra de Alcaraz. Redactando el método de levantar y dirigir el mapa o plano General de España y publicando obras científicas como la “Relación histórica del viaje a la América meridional”, entre otras no publicadas en su época como fue “Noticias secretas de América” que vio la luz en 1826.

Ya bajo el reinado de Carlos III, en 1767 fue nombrado embajador en Marruecos con la misión de abrir las relaciones diplomáticas entre España y Marruecos, negociando un tratado de amistad y comercio, fue el primer tratado de pesca hispano-marroquí. De regreso en  España como apasionado de la ciencia continuó con sus estudios y reuniones como miembro que era de varias instituciones oficiales a pesar de que su salud había ido deteriorándose, era epiléptico, en varias ocasiones había tomado los baños en el balneario del pueblo alicantino de Aguas de Busot, o en el balneario de Sacedón en Guadalajara.

Con todo fue un apasionado de la docencia y en 1770 tomó posesión del cargo de Director del Real Seminario de Nobles de Madrid, imprimiéndose un año más tarde su “Examen Marítimo”. El 21 de junio de 1773 fallecía nuestro personaje en su casa de Madrid, acompañado de su fiel secretario Miguel Sanz, siendo enterrado en la iglesia de San Martín. Desde 1855 sus restos descansan en el Panteón de Marines Ilustres de San Fernando (Cádiz).

Sin duda, Jorge Juan sirvió durante toda su vida a la corona española, fue un excelente científico, viajero, espía y pieza clave del proyecto naval de Patiño y Ensenada. Uno de los personajes más importantes de la ilustración española del siglo XVIII.

La Casa-Museo Modernista de Novelda conserva actualmente una importante colección documental original del insigne marino y científico español:

http://casamuseomodernistanovelda.blogspot.com.es/

.

.

Anuncios