Historia

El Museo Arqueológico de Novelda se fundó a principios de 1980 gracias al interés del Ayuntamiento democrático por la recuperación del patrimonio cultural de la ciudad, contando con los fondos arqueológicos procedentes de las colecciones de D. Juan Ribelles Amorós y D. Manuel Romero Iñesta, y ubicándose en la primera planta del antiguo palacio de la Señoría, sito en la calle Jorge Juan nº 1.

El 10 de marzo de 1983, tras ser reconocido oficialmente por la Dirección General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura, el Museo Arqueológico fue trasladado a las nuevas dependencias de la Casa de Cultura, sede donde permanece hasta la actualidad.

El Museo se va consolidando con la incorporación de nuevos fondos procedentes de las excavaciones realizadas en el castillo de la Mola, ampliando su oferta museística con la creación de la Sección de Paleontología, que abría sus puertas al público en 1989,   gracias a las colecciones paleontológicas aportadas por varios coleccionistas particulares. Sección actualmente cerrada.

El Museo Histórico-Artístico de la Ciudad, con sus Secciones de Arqueología y Paleontología, fue reconocido el 26 de abril de 1996 por la Consellería de Cultura, Educación y Ciencia, como museo permanente de la Comunidad Valenciana.

Retablo cerámico - Calle Sentenero 64Con el paso de los años, el Museo Arqueológico ha ido realizando cambios puntuales mejorando el discurso expositivo, al tiempo que se han incrementando considerablemente sus fondos gracias a los materiales procedentes de las excavaciones urbanas realizadas por el Servicio de Arqueología Municipal, junto con el deposito de piezas de interés histórico-artístico como son los retablos cerámicos devocionales, escudos nobiliarios, entre otras piezas de carácter etnográfico.

En los últimos años, la revalorización cultural de los Museos locales, contando con equipos de trabajo interdisciplinares, ha permitido ampliar y renovar los espacios expositivos del Museo con un novedoso proyecto museográfico, desarrollado en el año 2003 con el asesoramiento técnico de la empresa valenciana D’Arqueo.

El Museo, cumpliendo con sus funciones de conservación, investigación y difusión de los restos materiales dejados por las diversas comunidades asentadas en Novelda, no deja de ampliar sus fondos, recuperando en pasadas fechas la colección de Manuel Romero Iñesta, donada generosamente por sus familiares, haciéndose cada vez más palpable la necesidad de disponer de nuevos espacios que permitan la conservación y exposición de los objetos hallados.

Anuncios